miércoles, 22 de junio de 2016

Metal Gear Solid - La Estrella Invitada


Metal Gear Solid la obra maestra de la Playstation One

Buenos días.

Hace tiempo que no me dedico hacer entradas como dios manda en el blog, después de tiempo haciendo un poco el vago y teniendo más actividad en la Comunidad de Dota 2 de Andalucía, tengo un buen momento para hacer una estrella invitada que todos recordaréis. El Metal Gear Solid es el mejor juego para muchos de la Playstation One y sinceramente, puedo decir que junto con el Final Fantasy VIII es una obra maestra de dicha videoconsola.
  • Género: Acción, Espionaje, Sigilo, Buena trama
  • Desarrollador: Konami
  • Texto: Español
  • Voces: Español
  • Lanzamiento: 1998
  •  Jugadores Offline: 1
  • Multijugador: No
  • Jugadores Online: No tiene modo Online
  • Plataformas Disponibles: Playstation One, PC
 El Metal Gear Solid fue un juego desarollado por Konami y diseñado por Hideo Kojima que revolucionó los videojuegos en la época de la Playstation one. Un juego que demostró ser una maravilla, tanto en trama, jugabilidad y en doblaje, superando incluso el modelo de película dentro de una videoconsola, casi totalmente para llevarlo a la gran pantalla.


 El juego era bastante completo, unas 8 horas de historia si más o menos te lo planteabas con calma, ya que contaba con dos discos, el segundo por cierto, más corto que el primero, pero garantizaba muchas horas de buena trama. Lo mejor del juego era el argumento, ya que nos ponía en la piel de Solid Snake, un soldado especial que queria adentrarse en una base militar supuestamente abandonada para liberar a dos rehenes y ver si los terroristas tenían la capacidad de lanzar un ataque nuclear.

Lo que garantizaba el videojuego era que gracias a un doblaje increíblemente bueno para la época, hacia que te adentrases más que nunca en la piel del personaje y en el juego en si. Una voz que nunca olvidaremos los que más hemos jugado al Metal Gear Solid, la de Alfonso Vallés, un gran doblador que daba vida a la voz en español de Snake y que a muchos se nos quedó grabada en la mente.



La jugabilidad para la época era increíble, un montón de objetos, de problemas para Snake como trampas, cámaras que había que evitar, soldados con un buen sentido de la orientación e inteligentes, cualquier ruido, huella de tus pisadas y tal hacían que ya sospechasen. Lo mejor de todo era las armas que había así como la manera de evitar dichas trampas, de cómo viajar de mapa en mapa y de lugar en lugar, siendo por conductos de ventilación, en camión o incluso haciendo uso de los cigarros para evitar los rayos infrarojos que con sólo tocarlos, saltaban alarmas.

Pienso que el Metal Gear Solid también tenía una maravillosa banda sonora, un poco repetitiva eso sí, pero con una maravilla de canciones, como la de Duel cuando luchabas contra los jefes, otro gran punto a favor de este juegazo. Los jefazos eran de lo mejor, cada uno, tenía una manera diferente de ser derrotado y con algunas escenas que hacían el juego más épico aun.

Os dejo una canción que todos conoceréis y que ha sido maravillosa dentro de este juegazo:


Los personajes eran variados, desde el personaje principal Solid Snake hasta el grandioso Vulcan Rave,  gigante y brujo o la letal y bella francotiradora, Sniper Wolf. El juego contaba con ese argumento tan brillante, que cada uno tenía una gran historia por detrás y una personalidad única, algo que se veía poco en los juegos de la época. Fue tan brutal el juego que ganó muchos premios, muchas revistas de Videojuegos de la época, le dieron la más alto puntuación jamás vista y todas llegaban a un mismo punto, era una obra maestra.

El mejor combate para mí de todo el juego contra un jefe, es contra el Ninja. Gran momento sin lugar dudas, donde pelearíamos mano a mano contra un supuesto jefe que era tu amigo en un pasado, pero que influenciado por muchas circunstancias de la vida y reventado moralmente, acaba pegándose contigo a un combate a muerte con unicamente los puños. Otro gran jefe que me gustaba lucha fue Vulcan Raven en su segunda batalla, escapando de una gran ametralladora o Sniper Wolf que te ponía muy nerviosa no encontrarla en el mapa con la mirilla o incluso, la batalla más original que se vió hasta la fecha en un videojuego, Psycho Mantis que podía leer los videojuegos que tenias guardados en la tarjeta de memoria o controlarte la mente si no cambiabas el mando al puerto 2.


En mi opinión el Metal Gear Solid fue uno de los mejores juegos de la Playstation One por todo lo que llegó a ofrecer, horas de entretenimiento sin igual, un doblaje y unas cinematográficas tan increíbles, que el juego parecía una película de Hollywood. Grandes personajes, gran jugabilidad y lo mejor de todo, era para la Playstation One, no había grandes tecnologías como hoy en día y lograron hacer un videojuego que es muy difícil de igualar hoy en día y que a muchos juegos, les encantaría parecerse.

Gracias a este juego, la saga podía continuar con una brillantez absoluta, haciendo juegos tan buenos como el Snaker Eater o el Phantom Pain, el único problema de hoy en día que le veo a los juegos de la saga, ha sido su falta de doblaje al castellano como en esta entrega. Si fuesen traducidos como este, ya no tendrían ese pequeño fallo que les faltaba, porque un Metal Gear Solid 3 Snake Eater doblado hubiese sido la repera.



Lo mejor: Todo, maravillosa banda sonora, unas cinematrográficas espectaculares, una trama sin igual, el mejor doblaje en un videojuego que hoy en día muchos envidian, mucha jugabilidad y lo mejor de todo, era de la Playstation One, a 32 bits y muchos videojojuegos envidian ser tan buenos como éste.

Lo peor: La música a veces repetitiva, gráficos que por culpa de los 32 bits, no pudieron dar más y quizás la duración, más horas, más horas le faltaban a este juegazo.



Espero que al entrada les haya gustado mucho, hayan tenido los mejores recuerdos posibles con este gran juegazo y que sigan leyendo el blog, dejando sus comentarios y difundiendo mi blog por las redes sociales, GRACIAS.

Un saludo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada